647 00 49 27
960 64 98 85

Arrendatario: Cómo conseguir condiciones beneficiosas en su contrato de alquiler.

Fecha: 23-10-2014

Continuando con el tema de los alquileres, queremos hacer un post donde se haga referencia a aquellos puntos que el arrendatario puede negociar para tener un contrato de alquiler de vivienda más ventajoso

Lógicamente hay ciertas cosas que no se deben olvidar nunca como:

Que todo quede por escrito, es decir, todo lo acordado debe estar reflejado en un contrato escrito y firmado en todas sus hojas por arrendador y arrendatario, no realizar ningún pacto verbal.

Contrato

Revisar el estado de la vivienda y comprobar que las instalaciones y aparatos funcionan correctamente. Si la vivienda se arrienda con muebles, comprobar el estado de los mismos. Si la vivienda o los muebles tuvieran desperfectos hay que hacerlo constar en el contrato. Es recomendable realizar un anexo con un inventario de los muebles que se incluyen en la vivienda arrendada. 

Para tener un contrato de alquiler ventajoso,  sin duda alguna, el punto principal a negociar es el precio, el importe del arrendamiento. El mercado del alquiler ha cambiado en los últimos años y muchos propietarios que no pueden vender optan por arrendarla. A veces, estos propietarios, prefieren recibir un precio algo más bajo que mantenerla vacía.

Lo primero de todo debe informarse de cuál es el precio medio en la zona para saber si el importe del arrendamiento que le están solicitando es justo, o excesivo.  Para ello puede consultar en inmobiliarias de la zona.

Si tiene estabilidad laboral o ingresos estables, puede utilizar su buen perfil como inquilino para solicitar una rebaja en el importe mensual ya que le está ofreciendo al arrendador garantías de cobro. El arrendador en general quiere un inquilino que les dé cierta seguridad, si el interesado cumple con el perfil requerido por el dueño, se puede intentar que éste le haga una rebaja en la mensualidad.

Debe tener claro qué conceptos  se van a incluir en la renta mensual. Dentro de ella se pueden incluir conceptos como los gastos de comunidad, la calefacción central, alta de los suministros, la tasa de basura, el Impuesto de Bienes Inmuebles, etc... 

Según la LAU el inquilino de una vivienda deberá hacerse cargo de los gastos generales que deriven de su uso, como es el caso de los servicios y suministros que se individualizan mediante contador, tales como luz, agua, teléfono, internet. Y los demás gastos podrán acordarse y pactarse en el contrato quién debe hacerse cargo de ellos. Ud. puede negociar que estos gastos e impuestos sean abonados por el propietario, lo que claramente supondrá una rebaja en su alquiler. 

Hoy en día a través de internet encontrará muchos modelos de contratos de alquiler, pero sin duda alguna, y para evitar futuras sorpresas desagradables lo mejor es que se deje aconsejar por un profesional y le redacte un contrato con las condiciones más beneficiosas para Ud. ¿Hablamos?

Imagenes


Volver

Atención al cliente:
647 00 49 27
Uso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar navegando entendemos que se acepta nuestraPolítica de cookies.